¿Cómo han evolucionado los préstamos para promotores?

Los préstamos para promotores han experimentado grandes cambios desde su puesta en marcha hasta el día de hoy. Pero antes, vamos a definir en qué consisten. Los préstamos para promotores son productos financieros cuyo fin es facilitar la puesta en marcha o rehabilitación de un inmueble. Como su propio nombre indica, se dirigen a promotores del sector inmobiliario que desean levantar un edificio o mejorar uno ya existente. 

Esta tipología de préstamo también puede finalizar en manos de quienes adquieren las propiedades una vez terminadas. Siempre que se subroguen en el préstamo que fue concedido al promotor. 

Estos productos financieros fueron, junto al crédito hipotecario, las concesiones estrella durante los años previos a la crisis económica de 2008, llegando a crecimientos interanuales por encima del 30 %, según informaciones publicadas por Cinco Días. Sin embargo, una vez inmersos en plena recesión, ambos sufrieron la paralización total de su aprobación. 

¿Qué les sucedió a los préstamos para promotores?

Durante el boom inmobiliario se concedieron numerosos créditos a promotores, préstamos que en ocasiones no estaban bien analizados por las entidades financieras y concedidos casi sin condiciones previas establecidas. Una vez producido el estallido de la crisis, automáticamente estos productos dejaron de facilitarse por completo. 

En un contexto favorecido por la cultura popular de la propiedad, era más valorado contar con un inmueble propio que cualquier otra opción. Corriente que hizo que miles de promotoras se lanzaran a la puesta en marcha de grandes promociones residenciales. Una vez llegado el pico más alto, quedaron pendientes de absorción, provocando un exente de oferta imposible de asumir por parte de la demanda. 

A partir de ese momento, las entidades financieras comenzaron a asumir ese excedente inmobiliario que englobaba residencias, suelos, parques industriales, propiedades comerciales y activos de este tipo. 

Avanzada la escalada hacia la recuperación económica, con el cambio de ciclo, se empezaron a producir crecimientos positivos que favorecieron la vuelta de estos préstamos para promotores. Sin embargo, las nuevas condiciones impuestas para su aceptación redujeron el campo de quienes podían acceder a ellos. 

En otras palabras, pequeños y medianos promotores quedaban fuera de este nuevo grupo que obtenía la financiación necesaria para poner en marcha su proyecto. Medidas como que el nivel de preventas exigidas para obtener la financiación debe ser del 40 – 50 %.

Los préstamos para promotores de Xenia Capital

En Xenia Capital somos especialistas en financiación alternativa, el complemento perfecto a la financiación tradicional que viene a suplir la carencia de liquidez en los supuestos anteriormente mencionados. Nuestro objetivo es favorecer el acceso al préstamo a pequeños y medianos promotores inmobiliarios en las primeras fases de su proyecto, es decir, nos dedicamos a la concesión de préstamos puente y préstamos mezzanine. 

Nuestras soluciones financieras flexibles llevan en el mercado desde nuestra fundación en 2015. Hasta la fecha, ya hemos realizado operaciones por valor de 75 millones de euros y para este año tenemos comprometido un volumen de negocio superior a los 50 millones de euros. Medios como Expansión o Eje Prime, entre otros, ya se han hecho eco de nuestros objetivos. 

Si deseas obtener más información acerca de nuestros préstamos para promotores puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página web. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contacto

Hablemos.

    Glorieta Ruben Dario 3, 1º Izquierda

    28010 MADRID

    info@xenia-cap.com

    +34 91 999 23 40