Evolución del mercado residencial en España

El mercado residencial español ha entrado en la siguiente fase del ciclo del ladrillo, como aseguran los expertos: la etapa de estabilización. Un momento en el que predomina la recesión de las ventas e incremento de los precios. No se sabe cuál será la duración de esta época. A pesar de que las estadísticas muestren que llegamos a un punto y aparte en la tendencia alcista del segmento residencial, la compraventa de viviendas sigue produciéndose.

Tras un verano que dio un respiro a la firma de hipotecas por la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, a fin de 2019 se cerraron 357.720 nuevos préstamos hipotecarios sobre viviendas, lo que supuso la mayor cifra desde 2011 y un aumento del 2,7 % respecto a 2018, según datos publicados por el INE. Hasta llegar a día de hoy, analizamos el recorrido del mercado residencial en España.

Con el estallido de la crisis económica global, el mercado inmobiliario español pasó por una de sus peores épocas. La demanda quedó muy debilitada y la oferta era muy fuerte, no pudiendo ser esta absorbida por la primera. Una oferta con gran stock que se había acumulado durante los años de la etapa expansiva. Incluso gran parte de las promociones quedaron sin poderse levantar completamente. Los primeros años tras la crisis, el lustro comprendido entre 2008 y 2013, fue el periodo de mayores caídas que puso en jaque al sector. Pero en España contamos con un mercado inmobiliario fuerte que en 2014 volvió a mejorar.

2014, el año de la recuperación del mercado residencial

Fue durante el primer trimestre de 2014 cuando se alcanzaron mínimos en los precios de la vivienda en España. Sin embargo, han ido incrementándose hasta la actualidad. Estos mismos precios han registrado un avance cercano al 27 % en términos nominales desde la fecha citada hasta 2018, así lo publicaba el Banco de España en su análisis Evolución reciente del mercado de la vivienda en España. Según este mismo análisis, el número de transacciones se incrementó de manera paulatina hasta alcanzar más de 550.000 compraventas en 2018. Este aumento supuso un 10 % más que en 2017.

La construcción de vivienda nueva también comenzó a despegar en 2014. Hasta entonces, se había reducido drásticamente entre 2008 y 2013, que fue el año con menor puesta en marcha de obra nueva. Desde ese momento, se ha ido incrementando a la vez que se daba salida a toda la vivienda de nueva construcción que había quedado producida durante el periodo precrisis.

Además, la oferta y la demanda comenzaron a ajustarse hasta invertir sus papeles y ser la demanda superior a la oferta desde los últimos meses de 2009. Pasó primero por una fase de subidas y bajadas para luego estabilizarse por encima de la oferta hasta el día de hoy.

 

 

 

 

 

Fuente: Evolución reciente del mercado de la vivienda en España, Banco de España.

El mercado residencial en España a día de hoy

 Durante 2019, el mercado residencial español entró en una nueva fase de estabilización y moderación. A cierre de este ejercicio, el número total de transacciones fue de 503.875 compraventas. De las cuales, 90.690 operaciones correspondieron a vivienda nueva, lo que supuso un ligero incremento del 0,6 % respecto a 2018, el más elevado de los últimos cinco años, según los últimos datos publicados por El Periódico sobre el Anuario Registral del 2019, el informe anual de los registradores.

Los precios de la vivienda nueva también experimentaron un ascenso de un 4,5 % de media en las principales capitales. La cuantía se situó en los 2.453 euros el metro cuadrado. Madrid lideró este ascenso con una subida del 6,6 % dejando el metro cuadrado a 3.627 euros. Barcelona le siguió de cerca con un aumento del 6,1 %, colocando el metro cuadrado en la ciudad condal a 4.433 euros, según datos publicados por El País.

Llegados a 2020 y la situación de los primeros meses del año, las previsiones que auguraron los expertos en enero se están viendo afectadas por la crisis del coronarivus. Por lo tanto, hay que ser muy cautos y esperar a la evolución del sector tras dicha situación. Sin embargo, las perspectivas son halagüeñas, así lo ha afirmado el presidente de Fiabci, Ramón Riera, quien ha lanzado un mensaje de cautela y ha asegurado que la situación actual “no tiene nada que ver con la crisis de 2008”, en declaraciones recogidas por EjePrime. Asimismo, según Riera, la crisis del coronavirus “será rápida”, a pesar de que el “parón forzoso perjudica la actividad”.

La situación derivada del coronavirus, unida a otros factores como la alta demanda que sigue superando a la oferta, acentúan aún más la necesidad de la financiación alternativa. Dicha financiación es fundamental para proporcionar luz verde a la puesta en marcha de nuevos proyectos. Compañías de financiación alternativa como Xenia Capital se hacen primordiales en estos tiempos. Desde Xenia Capital trabajamos en todo momento para facilitar la financiación para la construcción de obra nueva. Con este propósito, queremos favorecer la entrada en el mercado del número de viviendas que solicita la demanda.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Te traemos un análisis de cómo ha evolucionado en los últimos años el mercado residencial inmobiliario en España.

Contacto

Hablemos.

    Glorieta Ruben Dario 3, 1º Izquierda

    28010 MADRID

    info@xenia-cap.com

    +34 91 999 23 40