Inversión inmobiliaria extranjera en España

El mercado inmobiliario español siempre ha sido enormemente atractivo para el inversor foráneo. Fueron quienes más impulsaron la reactivación de este mercado desde 2013. Según los datos recogidos por el diario ABC, entre 2014 y 2018 se acumuló un total de 29.111 millones de euros de procedencia extranjera para el sector inmobiliario. Lo que supuso el 20 % de toda la financiación exterior que llegó en ese periodo a nuestro país. Un año después, solo en el primer semestre de 2019, aunó 1.086,4 millones de euros. Y las cifras de inversión inmobiliaria extranjera en España se han mantenido hasta la llegada del Covid-19. 

Del mismo modo, en 2019, según el Registro de la Propiedad, las compraventas de residencias por parte de inversores extranjeros alcanzaron un 12,5 % del total de España. Estas transacciones sumaron un 53 % y se registraron principalmente en Madrid, Barcelona, Málaga y Alicante. Y la procedencia de las inversiones es dispar en función de la localidad aunque con preponderancia de Europa y América. 

Una vez empezado 2020, con la llegada de la crisis del coronavirus se paralizaron las búsquedas desde el exterior interesadas en inmuebles dentro de las fronteras españolas. Sin embargo, una vez llegados a junio, estas volvieron a la normalidad e incluso se vieron multiplicadas tras meses paralizadas. 

Es más, según una encuesta realizada por la consultora Cushman&Wakefield a expertos inversores en España, asegura que el país genera un gran interés a los inversores y atrae capital de todas las nacionalidades. Dichos inversores están activos y dando continuidad a su actividad. De hecho, más del 51 % de los encuestados asegura que no modificarán su estrategia de inversión tras la pandemia y solo el 16 % está evaluando diferentes clases de activos. 

¿Por qué invierten en inmobiliario los extranjeros en España?

El principal atractivo para que un inversor extranjero se fije en nuestro país, y en concreto en el segmento residencial, es el estilo de vida español. Un carácter de vida definido por un clima envidiable, una gastronomía de alta calidad y un ocio compuesto por innumerables actividades de diversa índole hacen las delicias de quienes aspiran a vivir aquí. 

Un paso más allá, centrado en el sector de la vivienda prime, es la motivación del precio del metro cuadrado, siendo en otras capitales europeas y grandes urbes como Nueva York muy superior al que se puede encontrar en Madrid. Además, esta tipología de vivienda es un reclamo para las grandes fortunas internacionales, sobre todo de Latinoamérica.  

Otros motivos que atraen al inversor foráneo a nuestro país son la seguridad jurídica, los beneficios fiscales al tener menor presión fiscal y los precios del mercado en general. En definitiva, todo ello, sumado al elevado nivel de calidad de vida, hace que pongan sus miras en España tanto para vivir como para adquirir su segunda residencia. 

Perfil de la inversión inmobiliaria extranjera en España 

El inversor internacional que desea vivir o adquirir una segunda residencia en España procede sobre todo del norte de Europa y del centro y sur de América. Ingleses, franceses, alemanes y venezolanos son las principales nacionalidades que apuesta por el mercado inmobiliario español en el sector residencial. 

En cuanto a las zonas por las que más se decantan son la capital, Madrid, y luego la costa mediterránea. Ciudades como Alicante, comunidades como Islas Baleares y áreas como la Costa Brava son los receptores del mayor porcentaje de inversión inmobiliaria extranjera en España. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contacto

Hablemos.

    Glorieta Ruben Dario 3, 1º Izquierda

    28010 MADRID

    info@xenia-cap.com

    +34 91 999 23 40