¿Sabes lo que es la financiación mezzanine?

Proveniente del inglés mezzanine debt, la financiación mezzanine consiste en un instrumento financiero que se encuentra a medio camino entre la deuda y el capital. Existen diversas formas de denominar a este tipo de financiamiento: deuda mezzanine, financiación mezzanine, capital mezzanine, pero todas hacen referencia a un mismo concepto. 

El financiamiento mezzanine se emplea para complementar la deuda, cubrir un espectro del importe que por un motivo u otro los bancos no acceden a financiar. Al mismo tiempo, sirve para disminuir las cantidades a aportar por los socios en el negocio, con lo que reducen su riesgo. Del mismo modo, sirve para repartir beneficios entre un capital menor, mejorando la rentabilidad de las acciones. 

Por todo esto, se encuentra dentro de la clasificación de deuda. Lo que significa que no es un tipo de operación llevada a cabo por un private equity en sí, de alguna forma representan derechos de cobro sobre las empresas de la cartera subyacente. 

Principales características de la financiación mezzanine 

La financiación mezzanine cuenta con una serie de rasgos definitorios que marcan su carácter de instrumento financiero alternativo para solventar ese gap de financiación que no cubre la banca tradicional.  

  • No precisa de una calificación crediticia pública. Esto implica una mayor agilidad en las acciones a emprender, reduce los trámites y aporta mayor confidencialidad. 
  • Es temporal. Estos acuerdos mezzanine de deuda se establecen para un periodo de tiempo determinado, con un principio y un fin, que puede ser corto, medio o largo plazo. 
  • Posibilidad de devolución anticipada. Si se dan las circunstancias oportunas, se puede pagar la deuda mezzanine antes del vencimiento si el objetivo para el que se ha establecido evoluciona favorablemente generando un flujo de efectivo suficiente para ello. 
  • Retorno. Los retornos del financiamiento mezzanine varían en cada caso. 
  • Poder de decisión. Este tipo de deuda no supone ceder el control. El deudor tiene mayor libertad durante la vigencia del crédito disfrutando de ratios financieros más holgados. 
  • Para empresas medianas. El principal usuario de esta financiación son medianas empresas que aspiran a mejorar su posición y competir con los grandes de su sector. 
  • Amortización. El pago de la deuda mezzanine tiene lugar en una única cuota al vencimiento del crédito. La fecha de dicho vencimiento es posterior a la bancaria. De esta forma, se descarga al solicitante de sus obligaciones financieras hasta el vencimiento pudiendo entretanto concentrar sus recursos en cumplir su plan de negocio.
  • A medida. Este sistema es una solución de capital flexible, quien lo concede puede ajustarse a necesidades y particularidades de la empresa que lo solicita.

Los préstamos mezzanine de Xenia Capital 

En Xenia Capital somos especialistas en soluciones de capital para proyectos inmobiliarios. Centrados en opciones para pequeños y medianos promotores, uno de nuestros recursos a medida son los préstamos mezzanine. 

Esta es la medida de financiación complementaria más eficiente. Gracias a ella, los promotores consiguen aportar capital a su inversión inmobiliaria agregando deuda. 

Las características de Xenia Capital para estos préstamos son: Partimos de una comisión de apertura del 2%, sin tasa de salida y un tipo de interés que depende de cada caso. Los importes de los créditos van desde 1.000.000 a 50.000.000 €. Los plazos por su parte varían desde los seis hasta los 36 meses. 

Si quieres conocer más acerca de nuestra solución de financiación mezzanine, no dudes en ponerte en contacto con nosotros aquí.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contacto

Hablemos.

    Glorieta Ruben Dario 3, 1º Izquierda

    28010 MADRID

    info@xenia-cap.com

    +34 91 999 23 40