Tendencias de inversión inmobiliaria en España en 2021

El mercado inmobiliario sigue siendo una parte fundamental de la economía española y conocer las tendencias en la inversión ayuda a comprender qué sucederá en el futuro. Es evidente que nos encontramos en un momento de transformación en el que surgen nuevas oportunidades. Analizamos cuáles son las tendencias más destacadas y qué cambios se están produciendo.

 

Muchos expertos consideran que las perspectivas son buenas, por ejemplo, el profesor de gestión empresarial Pau Antó prevé que, según la información aparecida en elmundofinanciero.com, la rentabilidad de la vivienda en España continuará aumentando en 2021 y 2022, por lo que aparecerán oportunidades de negocio interesantes.

 

Cambios en el sector inmobiliario español

No todos los segmentos del sector inmobiliario español se han comportado igual ante la crisis provocada por el coronavirus. Los principales cambios han sido los siguientes:

 

  • Impacto para sectores como oficinas, hoteles o retail. Estos sectores se han visto afectados debido a la difusión del teletrabajo, a la limitación de la movilidad y al cierre de tiendas de servicios no esenciales.
  • Sin embargo, la situación ha favorecido a otros segmentos del sector inmobiliario como el residencial(vivienda en alquiler, vivienda social) o el relacionado con el desarrollo tecnológico (centros de datos o torres de comunicaciones).

 

Tendencias de inversión inmobiliaria en España para 2021

Los cambios que se están produciendo tienen como consecuencia una serie de tendencias que están marcando el 2021. Según el 80% de los entrevistados para la realización del informe Tendencias en el Mercado Inmobiliario en Europa 2021 se ha producido una aceleración de tendencias que ya existían como el uso de la tecnología, el teletrabajo, las compras online o la digitalización.

 

Las tendencias más destacadas en el sector inmobiliario español para 2021 son las siguientes:

 

  • Impulso del sector logístico. Las limitaciones de movilidad han incrementado las compras online y, por lo tanto, los envíos a domicilio de productos. Por ese motivo, en las afueras de las grandes ciudades están continuamente apareciendo centros logísticos que cubren la demanda. Esta situación atrae a inversores que ven un potencial de crecimiento.
  • Incremento del alquiler asequible y del Built to Rent. Uno de los principales problemas del sector inmobiliario español es la dificultad para acceder a una vivienda asequible en alquiler. El Built to Rent es, por lo tanto, otra de las grandes tendencias del sector y, necesitará, la colaboración de empresas privadas y administraciones públicas, tal y como se está produciendo en Madrid.
  • Cambios en la obra nueva. El Instituto de Valoraciones destaca una serie de tendencias en el segmento de obra nueva, según la información aparecida en com:
    • Muchas personas se han dado cuenta, durante el periodo de confinamiento, que sus casas no cumplían con sus expectativas, por lo que están buscando otro tipo de vivienda mayor amplitud, con más luz y que se encuentre en zonas alejadas del centro de las grandes ciudades. En este sentido en el tercer trimestre de 2020 la compraventa de viviendas unifamiliares representó un 20,4% del total, según datos de los Registradores de la Propiedad.
    • Ralentización de las inversiones de los extranjeros. Las compraventas de viviendas por extranjeros se han reducido puesto que debido a las limitaciones de movilidad no se pueden desplazar. Sin embargo, el Instituto de Valoraciones sostiene que: “Todo parece indicar que esta ralentización de las transacciones podría mantenerse mientras sigan las restricciones. No obstante, a medio-largo plazo, se podría esperar que España siga atrayendo el interés de los extranjeros gracias a factores como las zonas costeras, el clima o las buenas oportunidades que ofrece con respecto a otras ciudades europeas”.
    • La digitalización ha cambiado la forma en la que se venden viviendas puesto que actualmente se pueden realizar tours virtuales con el móvil, firmar documentos con firma electrónica o solicitar una hipoteca 100% online.
  • Existencia de oficinas flexibles. Durante el último año las oficinas han quedado semivacías debido al teletrabajo y poco a poco se han ido combinando sistemas semipresenciales con sistemas en los que las empresas quieren ampliar los espacios para que sus empleados puedan trabajar de forma segura. La flexibilidad de las oficinas no tiene como único modelo el teletrabajo, sino que existen otras tendencias que son cada vez más importantes como el on-demand workplace, los digital working hubs o el coworking. Según el informe Coworking y Espacios flexibles de trabajo de Colliers entre 2001 y 2018 los metros cuadrados dedicados a espacios de trabajo flexible pasaron de 200.000 a 900.000.
  • Impulso del inmobiliario por el turismo. Aunque, como decíamos antes, la movilidad ha afectado al turismo y, por lo tanto, a la inversión extranjera, el avance de la vacunación permite pronosticar un retorno de los extranjeros que compran viviendas en España. En este sentido BNP Paribas Real Estate, en su informe Mercado de Inversión en España, también estima que la inversión inmobiliaria seguirá siendo muy atractiva en 2021. “Con un entorno de tipos como el actual, el bono español a 10 años cotizando incluso en negativo, habrá interés de inversores core/core+, pero también de inversores que quieran transformar y generar valor en los activos, así como inversores que entiendan que se presentan oportunidades en todo lo relacionado con el turismo (hoteles principalmente)
  • Activos resilientes. Junto con todo lo anterior, otra de las tendencias destacables para la inversión inmobiliaria es el interés de los inversores por los denominados activos resilientes, en especial, residencias para personas de la tercera edad y de estudiantes. En este sentido Tony Horrel, Director de Capital Markets Global en Colliers International sostiene que: “Esperamos ver un movimiento ascendente en la curva de riesgo en 2021, con inversores explorando todo tipo de activos, desde residencias para la Tercera Edad hasta proyectos de infraestructuras públicas”.

 

Por lo tanto, el sector inmobiliario español se mueve y se adapta al futuro, de manera que las tendencias evolucionan y los tipos de inversiones también. A medida que avanza el 2021 se perfilarán más las tendencias que hemos visto, en función del avance de la vacunación y de la reducción de las restricciones de movilidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contacto

Hablemos.

    Glorieta Ruben Dario 3, 1º Izquierda

    28010 MADRID

    info@xenia-cap.com

    +34 91 999 23 40